38 años de El Alto entre impunidad estatal que encubre crímenes políticos

La Asociación de Viudas, Huérfanos, Heridos, Torturados «Víctimas de la Masacre de Senkata» del Departamento de La Paz y los Activistas de Derechos Humanos de El Alto. Presentan su sentir y pensar del 38 aniversario de la joven ciudad alteña…

Un 6 de marzo de 1985 la zona más alejada de La Paz, es reconocida como Ciudad, sus habitantes se liberaron del uso y abuso de los servidores públicos paceños, quienes miraban y trataban a los Alteños como seres inferiores, la condición de capital política y su historia Gamonal les pre-disponía a considerarse superiores y a los alteños nos consideraban inferiores, esa actitud cambio cuando se logró la autonomía administrativa y de gestión municipal, de 200 mil habitantes ya pasamos el millón y un poquito más, siendo la segunda ciudad más poblada del Bolivia..38 años de creación de nuestra ciudad joven que, todavía busca su identidad, en El Alto viven personas de varias plurinacionalidades que, tiene su metafísica de lenguaje que, juega con un estilo de arquitectura denominada «Cholets» nombre despectivo que ya será patentado…El Alto es, en sí misma una ciudad en constante crecimiento y movimiento, recibe personas de diferentes departamentos, provincias y de otros Estados, por eso la hace  Plurinacional…como no hay grandes empresas o industrias la mayoría de las gentes se dedican al comercio informal, venden lo que pueden en las calles para sobrevivir, siendo abusados por algunos dirigentes gremiales que los utilizan para ganar prestigio político y beneficiarse de sus bases…siendo una ciudad compleja, las soluciones a los problemas pasan por entender esa realidad compleja…

Si hacemos memoria de los 38 años, de la fundación de la ciudad joven o Jach’a Marka, podemos fácilmente recordar que, 20 años hay de Impunidad, porqué en octubre del 2003, en la Zona de Senkata, el Gobierno Neoliberal de la Megacoalicion, siendo en ese entonces un presidente Gringo el «Goni» dejo más de 68 hermanos alteños asesinatos, más de 400 heridos con impactos de proyectil de armas de Fuego, la frase » No voy a renunciar» fue partida en dos y se dió a cobarde fuga. Ese suceso político, presentó a la ciudad de El Alto, a nivel nacional, nos presentó a toda sudamérica, al continente americano y al mundo como una ciudad valerosa de la cual emergió el grito «El Alto de Pie Nunca de Rodillas» podemos afirmar que si bien hombres y mujeres de derecha neoliberal, justificaron ideológicamente la masacre de octubre de 2003, también hombres y mujeres de izquierda ideologicamente utilizaron el dolor y el clamor de justicia de las victimas del 2003 para ganar elecciones municipales, departamentales y nacionales, ese cálculo político partidario fue muy bien utilizado, hasta dirigentes sindicales, gremiales, vecinales utilizaron el dolor de las víctimas como plataforma política para ser elegidos dirigentes o ejecutivos, candidatos a concejales, diputados, senadores, hasta la fecha casi 20 años después de octubre del 2003 se continúa en Impunidad, las víctimas solo son recordadas hipócrita-mente por políticos y dirigentes cada octubre de cada año, parece que el Gobierno del Proceso de Cambio, no puede o no quiere extraditar a los asesinos de nuestros hermanos Alteños…

De los 38 años de creación de la ciudad de El Alto, recordamos que han pasado 3 Años y 3 Meses de impunidad de la Masacre de Senkata, ocurrida en noviembre de 2019…por segunda vez, desde el nacimiento de esta ciudad de El Alto, se mataban a Alteños y se herían con proyectiles de armas de Fuego, pero está vez con detenciones ilegales, procesos judiciales injustos y torturas cometidas por policías contra hermanos y hermanas de la ciudad de El Alto…nuevamente un Gobierno Neoliberal de derecha justificaba ideologicamente la Masacre, diciendo que «entre Alteños se habían disparado por la nuca, que gracias a Dios, de ninguna arma militar o policial había salido ni una bala, además de que las hordas o salvajes Alteños querían volar la Planta de YPFB» los políticos de izquierda ideologicamente, camuflados como dirigentes de confederaciones, federaciones, centrales obreras, sindicatos, juntas de vecinos…usan a las víctimas de la Masacre de Senkata, en sus actos públicos, como argumento y justificativo para llunkearse ante los jefes del MAS-IPSP, ese cálculo político partidario no les diferencia con el pensamiento y sentimiento de los hombres y mujeres neoliberales que promueven el restablecimiento de la República y el sometimiento al gobierno Norteamericano…

Hay dos deudas históricas que debe reparar el MAS-IPSP; primero existen las víctimas, el anterior gobierno de 14 años de Evo Morales, prácticamente discrimino a las víctimas, de octubre del 2003,  fueron bien utilizados como campaña electoral, ahora otra vez quieren utilizar a las víctimas de noviembre del 2019, ya no les sirven las víctimas del 2003, ahora quieren usar a las víctimas del 2019…

Los políticos de izquierda en especial del MAS-IPSP que utilizaron la masacre de octubre de 2003 para ser gobierno, fueron golpeados por los promotores de la República, bautizados por el propio Evo Morales como «Pititas»…los que pondrían el pecho a la bala y darían su vida por el proceso de cambió, demostraron su cobardía al meterse como ratones a embajadas o lloraban por ser exiliados, dejaron abandonados al pueblo, el pueblo Alteño fue sacrificado desde el 11 de noviembre hasta el 24 de noviembre del 2019, con un resultado de 10 Alteños asesinados, más de 75 heridos con proyectiles de armas de fuego, más de 40 detenidos ilegalmente, procesados injustamente y Torturados…

Resumiendo 38 años de creación de la ciudad de El Alto, de los cuales pasaron 20 años de impunidad por la masacre de octubre del 2003, y 3 años con 3 Meses de impunidad de la Masacre de Senkata de noviembre de 2019…Hay una deuda histórica del MAS-IPSP gracias a las víctimas de las Dos Masacres de Alteñas, ese partido político de ideología de izquierda es Gobierno…

Por: David Inca

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: