Carlos R. Zapata C. – ¿Cuál es la función social de la propiedad? ¿Puede prescindirse del Estado?

Hoy en día podríamos decir que ya no podemos irnos “orejanos” de este mundo desde que existe ChatGPT. ¿Qué es un “orejano”? Es un ternero no marcado a fuego, permanece impoluto podríamos decir, donde su pureza está aún inalterada. Esta figura del orejano nos la enseñó Jesús Urzagasti, el escritor y periodista chaqueño que nos dejó una obra imperecedera.

¿Por qué sostenemos algo así? Porque gracias a ChatGPT podemos obtener respuestas tan claras y contundentes a nuestras preguntas que ya no caben espacios para seguir sosteniendo puntos de vista fantásticos que ya han sido arrasados por la ciencia, la evidencia empírica, la experiencia y la sabiduría. Dicho en breve: ya no hay espacio para nuestras creencias y fantasías, ya no somos terneros inocentes. Aquí sí podemos hablar de un “fin de la historia”. Lástima que tome tanto tiempo convencerse que ya no hay espacio para tanta fantasía, falsedades y fake news de toda laya.

 ¿Qué es ChatGPT?

ChatGPT es un sistema de chat basado en el modelo de lenguaje por inteligencia artificial GPT-3, desarrollado por la empresa Open AI. Es un modelo con más de 175 millones de parámetros, entrenado con grandes cantidades de texto para realizar tareas relacionadas con el lenguaje, como generación de textos, traducción o creación de código. Es una inteligencia artificial que puede responder preguntas, ayudar al usuario a encontrar información y cambiar el tono según el contexto.

Bing IA

A este terreno nos han llevado, por ejemplo, los libertarios extremistas que creen que es cuestión de hacer desaparecer el Estado para que las cosas encuentren su rumbo natural, espontáneo y superador de toda clase de embrollos, guiadas por “la mano invisible” del mercado.

Adjunto unas consultas a ChatGPT sobre el complejo temático conformado por la función social de la propiedad, calentamiento global, crisis climática, desigualdad, economía de mercado, liberalismo y Estado. A fin de obtener su respuesta de modo claro y conciso le pedí que me la diera en forma de discurso.

En la primera pregunta me limité a pedir su enfoque en torno a la función social de la propiedad. Luego le pedí que incluyera asuntos como el calentamiento global, el cambio climático, la desigualdad, el liberalismo y la economía de mercado. En último término le pedí que incluya el Estado en su respuesta.

Aquí vienen sus respuestas. Las primeras dos me las dio de forma simultánea (¡alucinante!), la tercera me la dio cuando le pedí que incluyera expresamente el tema del Estado. Al final agrego unos comentarios.

 CRZC:

¿Qué significa la función social de la propiedad? ¿En qué casos, ámbitos o situaciones es indispensable que se aplique dicha función? ¿De dónde surge su necesidad, en qué medida se cumple o satisface dicha función?

 ChatGPT

Primera respuesta:

La función social de la propiedad es un concepto legal y filosófico que se refiere a la idea de que la propiedad privada no debe ser ejercida de manera absoluta o ilimitada, sino que debe cumplir ciertas obligaciones y responsabilidades hacia la sociedad en su conjunto. Esta función social de la propiedad varía según el contexto legal y político de cada país, pero en general, tiene varios componentes clave:

  1. Uso adecuado: Los propietarios deben utilizar sus propiedades de una manera que contribuya al bienestar de la sociedad y no cause daño o perjuicio injustificado a otros miembros de la comunidad.
  2. Beneficio público: La propiedad privada no debe ser un obstáculo para el interés público. En algunos casos, puede ser expropiada o limitada en su uso si es necesario para proyectos de utilidad pública, como la construcción de carreteras, hospitales o escuelas.
  3. Responsabilidad ambiental: Los propietarios deben ser responsables del impacto ambiental de sus propiedades y deben tomar medidas para prevenir la contaminación o el deterioro del entorno natural.
  4. Justa distribución de la riqueza: La propiedad privada debe contribuir a la justa distribución de la riqueza y los recursos. Esto puede implicar la implementación de políticas fiscales progresivas o la regulación de la concentración de la propiedad en manos de unas pocas personas o empresas.

La necesidad de aplicar la función social de la propiedad surge de la preocupación por equilibrar los derechos individuales de propiedad con el bienestar y los intereses de la sociedad en su conjunto. En situaciones donde la propiedad privada se ejerce de manera absoluta y sin consideración por el impacto en la sociedad o el medio ambiente, pueden surgir desigualdades, injusticias y problemas sociales.

La medida en que se cumple o satisface la función social de la propiedad varía de un lugar a otro y depende en gran medida del marco legal y político de cada país. Algunos países tienen regulaciones más estrictas y políticas públicas diseñadas para garantizar que la propiedad privada cumpla su función social, mientras que en otros lugares, esta función puede ser menos enfatizada o regulada de manera más laxa. La efectividad de la aplicación de la función social de la propiedad también puede ser objeto de debate y controversia en la sociedad, ya que a menudo involucra un equilibrio delicado entre los derechos individuales y el bienestar colectivo.

Segunda respuesta:

La función social de la propiedad es un concepto legal y filosófico que se refiere a la idea de que la propiedad privada no debe ser ejercida de manera absoluta o ilimitada, sino que debe cumplir ciertas obligaciones y responsabilidades hacia la sociedad en su conjunto. Esta función social de la propiedad se deriva de la noción de que la propiedad no es un derecho absoluto, sino que está sujeta a ciertas limitaciones y deberes que benefician a la sociedad en general.

La función social de la propiedad es indispensable en varios casos, ámbitos y situaciones, que pueden incluir:

  1. Vivienda: En muchos países, se considera esencial que la propiedad inmobiliaria se utilice de manera adecuada y no se deje desocupada o en estado de abandono, especialmente en áreas con escasez de viviendas. Esto se hace para garantizar que las propiedades se utilicen de manera efectiva para satisfacer las necesidades de vivienda de la población.
  2. Medio ambiente: La función social de la propiedad también se aplica en situaciones donde la propiedad puede tener un impacto significativo en el medio ambiente. Los propietarios pueden estar obligados a tomar medidas para proteger y preservar los recursos naturales en sus tierras, evitando la contaminación y el agotamiento de recursos.
  3. Expropiación para el bien público: En casos de proyectos de infraestructura pública, como la construcción de carreteras, aeropuertos o hospitales, la propiedad privada puede ser expropiada en interés del bien público. Esto implica que la propiedad se utiliza para beneficio de la sociedad en lugar de los intereses individuales del propietario.
  4. Redistribución de la riqueza: En algunos países, la función social de la propiedad se utiliza como base para políticas fiscales y de redistribución de la riqueza. Esto puede incluir impuestos progresivos y regulaciones para evitar la concentración excesiva de la propiedad en manos de unos pocos.

La medida en que se cumple o satisface la función social de la propiedad varía según la legislación y la implementación en cada país. Algunos países pueden tener regulaciones más estrictas y sistemas de aplicación para garantizar que la propiedad cumpla su función social, mientras que en otros lugares, estas regulaciones pueden ser menos rigurosas o su aplicación puede ser deficiente. La función social de la propiedad es un tema importante en la teoría y la práctica del derecho de propiedad y la política pública, y su aplicación puede generar debates y controversias en la sociedad.

 CRZC:

¿Qué papel le correspondería al Estado en este complejo de urgencias, necesidades, desastres y desafíos? ¿Puede quedar el manejo de todo ese complejo en poder únicamente del sector privado?

ChatGPT

 Excelente pregunta. En el contexto de desafíos como el calentamiento global, la economía de libre mercado y la función social de la propiedad, el papel del Estado es fundamental y desempeña un papel crucial en la gestión de estas cuestiones complejas y urgentes.

  1. Regulación y protección ambiental: El Estado tiene la responsabilidad de establecer y hacer cumplir regulaciones ambientales sólidas para proteger el medio ambiente y mitigar el cambio climático. Esto incluye limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, proteger la biodiversidad, garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales y abordar la contaminación.
  2. Promoción de la sostenibilidad: El Estado puede fomentar prácticas empresariales sostenibles a través de incentivos económicos, subsidios a la investigación y desarrollo de tecnologías limpias, y la implementación de políticas de compras públicas verdes.
  3. Investigación y desarrollo: El gobierno puede financiar investigaciones y proyectos de desarrollo relacionados con la mitigación y adaptación al cambio climático, así como la transición hacia una economía más sostenible.
  4. Infraestructura verde: El Estado puede invertir en infraestructuras verdes, como sistemas de transporte público eficiente, energía renovable y redes de suministro de agua y saneamiento más sostenibles.
  5. Educación y conciencia pública: El gobierno tiene un papel importante en la educación pública sobre cuestiones ambientales y la promoción de la conciencia ambiental en la sociedad.
  6. Justicia social: El Estado puede abordar la desigualdad económica y social a través de políticas fiscales progresivas y programas de bienestar, asegurando que las soluciones a los desafíos ambientales no recaigan de manera desproporcionada sobre los grupos más vulnerables.
  7. Cooperación internacional: El cambio climático y otros problemas ambientales son cuestiones globales que requieren cooperación internacional. Los Estados pueden desempeñar un papel importante en la diplomacia ambiental y la participación en acuerdos internacionales para abordar estos problemas de manera conjunta.

En cuanto a si el manejo de estos desafíos puede quedar únicamente en manos del sector privado, es importante reconocer que, si bien el sector privado tiene un papel importante en la innovación y la implementación de soluciones sostenibles, los intereses comerciales individuales pueden no alinearse siempre con el bienestar social y ambiental. Por lo tanto, la regulación gubernamental y la supervisión son esenciales para garantizar que las empresas operen de manera responsable y en beneficio de la sociedad en su conjunto.

En resumen, el Estado desempeña un papel insustituible en la gestión de desafíos como el cambio climático y la función social de la propiedad. Su función es equilibrar los intereses privados con el bienestar público, estableciendo políticas y regulaciones efectivas y promoviendo soluciones sostenibles para garantizar un futuro más justo y sostenible para todos. La colaboración entre el sector público y privado es esencial para abordar eficazmente estos complejos problemas globales.

 Conclusión

Como podemos apreciar, ChatGPT maneja un enfoque muy contundente basado en información y en una fantástica base de datos que tiene a su alcance. Sostener un punto de vista ya no es ni puede ser más una cuestión de insistir, gritar o insultar, es cuestión de información, de manejo adecuado de los contextos, de su correcta interrelación, y no de excluir lo que se le antoja a cada discurso.

Lo señalado anteriormente no significa que ChatGPT sea algo así como un nuevo oráculo, el Delfos de nuestro tiempo, pero, eso sí, significa una valla mucho más alta que la que hasta ahora hemos utilizado y tenido a nuestro alcance. Dejemos de jugar a las ideologías todopoderosas, primero porque el mundo es mucho más ancho y ajeno de lo que imaginamos y, segundo, porque ya no tenemos el poder de contar cuentos chinos sin réplica instantánea, usando fuentes más poderosas de información, base indispensable para toda reflexión.

En lugar que los “liberales” sigan tratando de imponer un discurso tan hueco y falaz como el de las divinas fuerzas del mercado libre que todo lo pueden y los “progres” sigan inventándose discursos extraviados, sin ningún norte ni propuesta seria, sería mucho mejor que en todos los lados del espectro político económico se aboquen a estudiar la forma de interrelacionar todo lo señalado, ya que de su adecuada resolución depende el destino humano.

Excluir de antemano el mercado o el Estado, sin tener respuestas coherentes y razonables para todo el espectro de problemáticas que están haciendo de las suyas en el planeta, no sólo es arrogante, es profundamente estúpido. Lo primero es que los “liberales” reconozcan que existe un debacle climática y ambiental causada por la acción humana con plena intervención de los mercados, los libres, los libertinos y los controlados, y los “progres” decidan si tienen una línea clara e intransigente en defensa de los derechos humanos y de la Madre Tierra o prefieren nomás sumarse a las mafias que ya asolan nuestros países.

Sin reconocer la realidad y optar por líneas de acción coherentes no hay futuro sostenible inclusivo promisorio (SIP, se lee sin respirar de modo seguido), sólo falacias e imposturas.

 Carlos Rodrigo Zapata C. Es Economista, Especialista en Planificación Territorial, Diplomado en Sistemas de Información Geográfica, Percepción Remota y Sistemas de Posicionamiento Global, Catedrático de Desarrollo del Capitalismo. Analista político, social y ambiental.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: