Defensoría del Pueblo y Grupo GruS perfilan acciones para fortalecer la institución

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, este viernes, se reunió con miembros del Grupo de Socios para el Desarrollo de Bolivia-GruS con el fin de fortalecer acciones de promoción y defensa de los derechos humanos.

Se trata de Alemania, Brasil, Canadá, Costa Rica, Suecia, Estados Unidos, Suiza, Italia, Reino Unido, entre los países miembros, además de los organismos internacionales como la Unión Europea (UE), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la CAF – Banco de Desarrollo de América Latina.

En la ocasión, el Defensor y los cooperantes establecieron lineamientos generales de coordinación de las agendas programáticas, a través de sinergias desde los diferentes ámbitos de acción de los miembros del GruS para consolidar una agenda de trabajo.

Callisaya explicó la actual situación de la Defensoría del Pueblo y dijo que “se pasó un proceso de baja institucional y fue decreciendo la calidad institucional en el tiempo por diferentes factores; en esta nueva gestión queremos dar un golpe de timón y queremos y creemos ser portadores de una misión que es la reconstrucción institucional” para recuperar la credibilidad.

Describió los cuatro lineamientos del nuevo enfoque de su gestión que son “puertas abiertas”, con acceso a los servicios para todas y todos; la “humanización de los derechos humanos” basada en el respeto a la dignidad humana en todo proceso; “recuperar la confianza” para alcanzar la credibilidad y legitimidad institucional; y “comunicación y difusión” que permitirá reconectar a la población con la Defensoría del Pueblo y difundir su rol.

“No podemos segmentar la atención de nuestros servicios en determinados grupos poblacionales, únicamente; más bien tenemos la mirada de abrir las puertas y queremos, obviamente, priorizar las poblaciones VULNERABLES”.

Destacó que en la medida que se recupere la institución, se mejorará la calidad del servicio y se recuperará la calidad de institución, lo que permitirá construir una legitimidad institucional.

Remarcó que se quiere humanizar los derechos humanos porque se sobrepone lo legal frente al respeto mismo de los derechos humanos y que, quizás, la formalidad fue la mirada preponderante respecto a la sustancia misma del derecho; por lo que ahora corresponde buscar recuperar la esencia misma de los derechos humanos.

La nueva gestión del actual Defensor comenzó luego de más de tres años de interinato, que duró desde enero de 2019 hasta septiembre de 2022.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: