Educación y cultura, puntales de un desarrollo planificado en favor de todos

Con base en el mandato constitucional que señala que “La educación constituye una función suprema y primera responsabilidad financiera del Estado, que tiene la obligación indeclinable de sostenerla, garantizarla y gestionarla” y en la necesidad de trazar alternativas post pandemia, es oportuno el planteamiento de la conjunción de áreas del desarrollo social que no solo garanticen el cumplimiento del derecho a la educación, sino, no se descuiden procesos que garanticen el potenciamiento de cualidades y capacidades personales y sociales.

Entonces el planteamiento es promover responsabilidades concurrentes de los distintos niveles de la administración estatal tanto en ciudades capitales y el área rural para la inclusión de la enseñanza cultural y turística en los procesos de enseñanza y aprendizaje, involucrando a todos los actores de la educación boliviana confluyendo en favorecer a la orientación vocacional de los estudiantes.

Por otro lado y sabiendo de las necesidades estatales y sociales de “repensar el desarrollo post pandemia”, es fundamental tomar en cuenta que el potenciamiento del turismo desde la currícula educativa promoverá cualitativamente en el desarrollo sustentable por lo que los procesos históricos en cada región del país serán de conocimientos de generaciones que se apropien de ellas, en términos de preservación y promoción cultural y turístico con bases en la educación universal.

Por: Profesor Walter José Nina Cutipa

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: