Hace 97 años, la Ceja fue escenario del último fusilamiento en Bolivia

sentarse cuando nos sorprendió, vimos que blanqueaba los ojos, se ponía rígido y tieso y sin hablarnos cayó al suelo. Mi sobrino Juan era barchilón (curandero), le tomó el pulso y nos dijo que estaba muerto; en nuestra borrachera resolvimos sacar al General de la tienda e ir a tirarlo a un barranco a fin de que no nos culpen de su muerte”, relató Villegas al escritor Salinas en el libro: “Vida y muerte de Pando”.
Mariano Baptista Gumucio, que por años fue director de Última Hora y que publicó aquel libro ratificó en 2019 en una entrevista con Sandro Velarde que “Pando cayó muerto (en la casa de los Jáuregui) de un derrame cerebral”.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: