Inspeccionan centros policiales y militares para prevenir malos tratos o tortura

Al menos 17 centros de formación militar y policial del país fueron inspeccionados por la Defensoría del Pueblo, informó la institución.

En un operativo nacional el trabajo de la Defensoría busca evidenciar el estado de situación de los estudiantes internos e identificar escenarios que podrían derivar en hechos de malos tratos o inclusive tortura.

El operativo inició a las ocho de la mañana de ayer, lunes. Durante toda la jornada se visitaron centros militares y policiales en distintos puntos del territorio boliviano. Para ello, el personal de la oficina nacional, así como las delegaciones departamentales y coordinaciones regionales efectuaron la logística que permite la verificación de aspectos sanitarios, de habitabilidad, de instrucción teórica y práctica, entre otros.

“Queremos recabar toda la información posible referida a diferentes aspectos de la vida en los centros de formación militares y policiales; estamos hablando de las condiciones materiales de vida, como por ejemplo, el estado de las instalaciones sanitarias, pero además se está recabando información de los mismos estudiantes y cadetes para recoger sus inquietudes, no con la intención de investigar un caso concreto, sino más bien con el objetivo de identificar algún riesgo sistémico que podría originar vulneración a derechos humanos”, explicó el coordinador del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, dependiente de la Defensoría del Pueblo, Juan Luis Ledezma Vargas.

Las visitas del personal defensorial implican la realización de una entrevista con el comandante o director del centro de formación, el verificativo de las instalaciones y la realización de al menos 1.500 encuestas anónimas a los estudiantes o cadetes de los 17 centros visitados.

Las inspecciones se desarrollaron en el marco de las acciones defensoriales que tiene como fin la prevención de situaciones de vulneración de derechos humanos en centros de formación como los registrados recientemente: el suceso ocurrido el 18 de abril en el Colegio Militar de la ciudad de La Paz, cuando dos cadetes cayeron desde una plataforma.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: