¿Los videojuegos son útiles? La gamificación en estudiantes

En la era digital, los videojuegos pasaron de ser un simple pasatiempo de diversión a asentarse como herramientas educativas y sociales para el desarrollo cognitivo, aprendizaje interactivo y aspectos positivos sociales y culturales. Sin embargo, ¿qué tanto beneficio tienen?
“La práctica equilibrada y moderada de los videojuegos puede ofrecer numerosos beneficios, como el desarrollo de habilidades cognitivas, la estimulación del cerebro, la relajación y la reducción del estrés. Además, puede estimular el aprendizaje y mejorar habilidades específicas como la mecanografía, las matemáticas y el aprendizaje de idiomas”, informó el director nacional de Marketing y Comunicación de la Unifranz y director de los E-sport Unifranz, Ismael Montes.
Mencionó que los videojuegos también desarrollan otro tipo de habilidades, desde la resolución de problemas complejos hasta la mejora de la coordinación mano-ojo. Además, los gamers adquieren destrezas que son aplicables en múltiples aspectos de la vida cotidiana, educativa y profesional.
En el ámbito educativo, Montes subrayó la capacidad de los videojuegos para transformar la enseñanza tradicional mediante la ‘gamificación’, que utiliza elementos de juegos, como recompensas y niveles, para motivar a los estudiantes y hacer que el aprendizaje sea más interactivo y atractivo.
Mencionó que los videojuegos educativos pueden recrear situaciones de la vida real y ofrecer oportunidades para aprender sobre diversos temas, desde matemáticas y ciencias, hasta historia y habilidades prácticas. Asimismo, hay muchos juegos diseñados específicamente para la educación, para mejorar la retención de información y la motivación para aprender.
Aún con el boom de la tecnología en crecimiento, los videojuegos deben tener un sentido equilibrado de tiempo de uso. En esa línea, Montes dijo que se debe tomar en cuenta las responsabilidades diarias y sugirió: “establecer prioridades, identificando responsabilidades y priorizando las tareas importantes. Crear un horario o planificación semanal, asignando bloques de tiempos específicos para cumplir responsabilidades y para el ocio”.
Luego, dijo: “establecer límites de tiempo específico de calidad para jugar después de haber completado tus tareas importantes. Utilizar técnicas de gestión del tiempo, como por ejemplo el método Pomodoro que establece 25 minutos para el trabajo o estudio y un descanso de 5 minutos. Después de cuatro ciclos, se puede tomar un descanso más largo y ser utilizado para jugar”.
Finalmente sugirió: “mantener un equilibrio saludable con actividades variadas y descansos regulares, y establecer comunicación; y acuerdos con la familia y los amigos sobre el tiempo que se puede dedicar a los videojuegos”.
En cuestión de tiempos, el entrevistado detalló que para niños en edad escolar (6-12 años), se recomienda limitar el tiempo de pantalla, incluyendo videojuegos, a no más de 1 a 2 horas al día. En adolescentes (13-18 años), limitar el tiempo de videojuegos a no más de 2 a 3 horas al día.
Y, en adultos puede variar según las responsabilidades laborales y familiares, pero es recomendable no exceder las 2 a 3 horas diarias para mantener un equilibrio saludable.
El profesional enfatizó: «es esencial que los jóvenes gestionen su tiempo de manera responsable para evitar efectos negativos como el sedentarismo o la adicción».
El debate sobre si los videojuegos constituyen tiempo de ocio o de aprendizaje está en constante evolución. Actualmente se reconoce que los videojuegos bien empleados pueden funcionar como poderosas herramientas educativas, siempre y cuando se gestionen adecuadamente los tiempos y se establezcan límites claros.
Se sugiere que padres y educadores participen activamente en orientar a los jóvenes hacia un uso responsable y positivo de los videojuegos y los E-sports. La administración del tiempo es fundamental, tanto para los jóvenes como para los adultos, y lo ideal es crear horarios equilibrados que incluyan momentos para el estudio, la práctica de actividades físicas y el disfrute moderado de los videojuegos, promoviendo de esta manera un desarrollo integral y equilibrado.
Respecto a los E-sports, el entrevistado resaltó su creciente popularidad y todos los beneficios que aportan a los jóvenes. «Los E-sports son competiciones organizadas de videojuegos que no sólo promueven habilidades técnicas y estratégicas, sino también valores, como el trabajo en equipo, la comunicación efectiva y la resolución de problemas bajo presión», explicó.
Montes afirmó que estos torneos son una oportunidad para los jóvenes, de destacarse en los ámbitos internacional y profesional. Tal es el caso de los E-sports Panamericanos que se desarrollaron en Chile, en 2023.
Los E-sports, o deportes electrónicos, son torneos de videojuegos para competidores profesionales. Los gamers participan individualmente o en equipos en juegos populares como League of Legends, Counter-Strike, Dota 2, Valorant y Fifa.
Estos eventos son seguidos por millones de espectadores a través de plataformas de streaming como Twitch y YouTube, así como en eventos en vivo en estadios. Además, medios especializados como ESPN Esports, The Esports Observer y Dot Esports, que ofrecen una cobertura detallada de las competiciones de E-sports, gamers y teams.
Bolivia no se queda atrás en el mundo de los E-sports. En 2023, la Universidad Franz Tamayo (Unifranz) organizó el torneo E-Sports, en el que participaron más de 400 gamers que conformaron 58 equipos. Los encuentros fueron transmitidos por el canal Twitch de la universidad.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: