Madre de familia recibe ayuda para la mantención de 12 hijos

La señora Saturnina Jahuira Machaca de 43 años recibe colaboración para la mantención de siete hijos y cinco sobrinos que fueron abandonados por su madre que desapareció y su padre que se dedicó a la bebida. Luego de una evaluación del brazo social de la comisión que preside la concejal Fabiola Furuya recibirá un capital semilla de Bs. 2.000 que la autoridad municipal entrega cada mes.
El viacrucis de la señora Saturnina comenzó el año pasado cuando tuvo que hacerse cargo de sus cinco sobrinos que fueron abandonados por su madre, a eso se suma la decepción del padre de sus sobrinos que se dedicó a la bebida. Los niños pasaban días y días sin comer y encerrados en un cuarto del que fueron desalojados por falta de pago de alquileres.
Actualmente la señora Saturnina vive en una precaria vivienda ubicada en la ex parada 8, ubicado en el distrito 10 de la ciudad de El Alto. Es una casa en alquiler que cada mes debe pagar Bs. 500 por los 3 ambientes que ocupa. Ella tuvo que hacerse cargo de sus cinco sobrinas de 16, 14, 11, 9 y 7, además de sus siete hijos.
“Tengo que pagar por el alquiler del cuarto de mis sobrinas 250 bolivianos y de mi cuartito también pago 250 bolivianos, en total debo pagar 500 bolivianos cada mes. aparte del agua y de la luz. Con la venta de higiénicos y clínex no logro sacar ese monto, apenas llego a 400 bolivianos, pero se me va en la comida”, dijo.
Al margen de la manutención de los doce niños y niñas, la señora Saturnina se hizo cargo, desde muy jovencita, de su hermano mayor que tiene discapacidad física y mental. Ella es quien se ocupa de la alimentación, techo y limpieza. Y cuando su hermano menor se dedicó a la bebida también ella se hizo cargo de los cinco sobrinos.
“Cuando la mujer abandonó a mi hermano menor, él se dedicó a tomar por decepción y por eso le dije que vaya a trabajar de lo que sea. Se fue a los Yungas y llega una vez al mes y solo me entrega 100 o 150 bolivianos que no alcanza ni para pagar el alquiler del cuarto de sus cinco hijos. Yo pienso que su sueldo se lo toma”, dijo.
Actualmente la señora se dedica a la venta de clinex e higiénicos en las ferias de la ciudad de La Paz. Día a día, junto a su hermano con discapacidad se trasladan a la urbe paceña para vender los clínex y su hermano para pedir ayuda económica.
La señora Saturnina también pide ayuda de material escolar para sus hijos y sobrinos que acuden a diferentes unidades educativas con lágrimas en los ojos contó que las profesoras ayudan con el material del colegio. La señora aparte de vender, sale a pelar papa a cambio de comida para sus hijos y sobrinos.
Luego de una evaluación la concejal Fabiola Furuya confirmó que se ayudará a la señora Saturnina con el capital semilla de Bs. 2000 que servirá como capital de arranque para que la señora pueda dedicarse a la venta de comida.
“Mis hijos están muy animados para iniciar el negocio de la sopita de fideo con maní. Podemos cocinar desde muy temprano para ir a vender a las ferias de este distrito. Incluso puedo ir a vender a la puerta del colegio de mis hijos”, dijo doña Saturnina con lágrimas en los ojos.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: