“Piedras del pago”, de Luis Fernando Chumacero, explora el alma de la piedra

“Mi obra busca llegar al límite de la piedra, que no haya ruptura. Por eso el mensaje de esta muestra es que no debemos separarnos, no debemos estar distanciados a pesar de las circunstancias”, expresó el artista Luis Fernando Chumacero sobre su conmovedora propuesta escultórica que hoy se expone en el Museo Nacional de Arte (MNA), “Piedras del pago”.

La exposición se halla en la sala Díez de Medina del MNA, dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB); fue inaugurada esta semana y estará abierta a la comunidad hasta mediados de julio. La entrada para apreciarla es libre.

“Petrealma” es su propuesta que fusiona los términos “piedra” y “alma”, buscando en su labrado descifrar el “alma de la piedra”: “La mayoría de las piezas permiten al observador ver a través de ellas, todas generan espacios vacíos para observar al otro lado de la obra”, describió el artista sobre la característica de esta serie de 19 piedras labradas en estilo abstracto.

Estos líticos provienen de Tupiza o sus alrededores: piedras de cantera, canto rodado, o de cercanías al río Toroyo, areniscas. “Incluso, algunas piedras no clasificadas específicamente para escultura, pero las he trabajado más por el  apego de donde provienen”, añadió.

En el acto inaugural estuvo el director del MNA, Iván Castellón, quien manifestó: El MNA tiene un programa dedicado a dar espacio a los artistas emergentes, pero la obra de Chumacero muestra la madurez de un artista consagrado”.

En la inauguración, Chumacero además no ocultó la emoción de poder presentar su creación en este importante espacio cultural y manifestó su agradecimiento.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: