Presentan logotipo en conmemoración a 125 años de inmigración japonesa

En el marco de la celebración por los 110 años de relaciones diplomáticas entre Bolivia y Japón, así como los 125 años desde la llegada de los primeros inmigrantes japoneses a territorio boliviano, se llevó a cabo el lanzamiento oficial del logotipo conmemorativo de la unión de la comunidad japonesa con la boliviana.
En el evento de conmemoración, la ministra de Relaciones Exteriores, Celinda Sosa, destacó la larga data de las relaciones diplomáticas entre el Bolivia y Japón que se establecieron el 13 de abril de 1914, con la suscripción del Tratado de Comercio, que dio inicio a las relaciones bilaterales.
“Once décadas que han estado marcadas por distintos momentos que han fortalecido nuestras relaciones diplomáticas, en este tiempo ha prevalecido la amistad y el respeto mutuo. La convivencia con la comunidad japonesa en relaciones diplomáticas ha sido un modelo para nuestro país en el marco del respeto”, dijo la ministra.
Por su parte, el embajador Hiroshi Onomura subrayó la estrecha conexión entre las comunidades boliviana y japonesa, quienes comparten una visión común de fortalecimiento de lazos para la preservación y cuidado de la Madre Tierra.
“Quisiera pedirles que sigamos construyendo nuestros lazos, quisiera que, entre personas, instituciones y países, llevemos nuestros logros hacia la concepción de un mundo más vinculado con el universo y la naturaleza”, mencionó.
El logotipo de conmemoración fue lanzado tras un proceso de evaluación, en el cual se destacó el trabajo de Verónica Fukuchi Miyagi, quien es la ganadora del concurso que encapsula la esencia de ambos hitos históricos, que será el emblema distintivo que acompañará todas las actividades conmemorativas planificadas para este año.
“El número 110, que representa los años de relaciones diplomáticas, está ingeniosamente entrelazado con las banderas de ambos países, junto con la icónica wiphala. En el centro, un círculo rojo evoca el sol de la bandera japonesa, dentro del cual se encuentra la palabra ‘kizuna’, que significa ‘vínculo’, subrayando la profunda conexión entre las dos naciones”.
“A la derecha, el número 125 se ve adornado con delicadas flores de cerezo, conocidas como sakura en japonés, símbolo emblemático de Japón y también evocador de la llegada inicial de los inmigrantes japoneses a Bolivia”, explica Verónica en su trabajo ganador, según un reporte institucional.

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: