Reciclaje: separemos y hagamos abono con cáscaras de fruta y verdura

En las ferias y mercados de El Alto se generan cantidades de residuos orgánicos, como son las cáscaras de fruta y verdura, y ese material es ideal para transformar en abono. La cultura del reciclaje se debe practicar en ferias y mercados.
“Es bueno hacer educación ambiental para darles mayores metodologías a las caseritas del mercado y puedan hacer una buena disposición diferenciada, con el fin de recuperar todo el material orgánico que se genere en los mercados”, mencionó el jefe de la Unidad de Prevención y Calidad Ambiental, Jorge Llanque.
El servidor público explicó que los residuos orgánicos de frutas y verduras es lo que más abunda en los mercados. Para utilizarlos en compostaje no deben estar mezclados con otros desechos que pueden afectar el proceso de compostaje.
Recordó que esta práctica se hace en la feria de Villa Dolores, donde las vendedoras ya están acostumbradas a separar la materia orgánica que es recolectada en un carro recolector de la Empresa de Aseo Urbano Trébol.
Los residuos orgánicos son biodegradables, tienen la propiedad de poder desintegrarse o degradarse rápidamente, transformándose en otra materia orgánica que puede utilizarse para el abono de las plantas, sea en casa o en el área verde del mercado.
Otro residuo que se genera en estos espacios de abastecimiento es la bolsa de nylon. Como consumidores, una forma de impulsar la reducción de las bolsas es con el uso de tela o yute.
Las botellas PET también se generan en estos espacios de comercio y se debe separar el depósito en residuos diferenciados.
“Así como una institución o una unidad educativa, el mercado es como una institución el cual recibe constantemente a la población, entonces, es una manera de educar, no solamente a las caseritas o administradores de mercado, sino a toda la población en general”, dijo Llanque

Si nuestros contenidos son de utilidad, te invitamos a compartir en tus redes sociales: